Blog

Actualidad Digital

Estos son los cambios que vienen en la Facturación Electrónica

10:30 28 enero in Factura Electrónica, Olimpia IT, Tecnología
0 Comments
15

Factoring o subasta de facturación, nómina electrónica y documentos soporte están entre los nuevos cambios en los que trabaja la DIAN para implementar en el 2021. Las soluciones tecnológicas serán claves para adaptarse con mayor facilidad.

La Facturación Electrónica (FE) en Colombia tuvo en el 2020 su año de máxima implementación. De acuerdo con la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN, se habilitaron más de 480.000 facturadores, lo que sin lugar a dudas muestra grandes avances en materia de transformación digital de empresas y del mismo sistema de validación. Gracias a esto, la DIAN podrá contar con información en tiempo real de las operaciones de compra y venta de bienes y/o servicios.

Aunque esto representa importantes avances, queda camino por recorrer en la materia, especialmente luego de escenarios como el que trajo la pandemia, que exigió a empresas grandes, medianas y pequeñas e incluso a emprendedores y personas naturales implementar procesos de tecnología para dar continuidad a los negocios. Y es que lo que viene en FE está orientado precisamente a hacer cada vez más digitales los procesos de compra y venta de bienes y/o servicios teniendo mayor posibilidad de hacer transacciones económicas en línea, con transparencia, seguridad entre otros beneficios.

Este es el caso del factoring, el cual fue lanzado el 25 de noviembre de 2020 por la DIAN. El factoring es la compra y venta de una factura electrónica considerada como un título valor. Así, la factura estará disponible para comercialización a través de los agentes de mercado, los cuales deberán informar a la DIAN cada cambio que se presente con dicho documento. Para ello, la DIAN dispondrá de una plataforma tecnológica llamada RADIAN, donde las entidades o facturadores electrónicos podrán ver el estado actual de sus facturas y registrar los cambios que se surtan en esta. Actualmente, la DIAN se encuentra implementando la segunda fase del piloto RADIAN.

En palabras más sencillas, esto quiere decir que si una empresa tiene una factura que un cliente le va a pagar a 60 días, puede venderla para que otra compañía la compre; de esta manera el primero obtiene liquidez inmediata y el segundo se entiende con el adquiriente cuando le vaya a pagar, con su respectivo porcentaje de ganancia.

La DIAN dispondrá de esta plataforma llamada RADIAN, y las empresas y proveedores tecnológicos jugarán un papel importante en la masificación y uso de la misma.

Por tal motivo, “contar con una solución de FE desde ya, ayudará a adaptar con mayor rapidez procesos como este” asegura Óscar Felipe Ríos Zapata, ingeniero de Olimpia IT, compañía de tecnología colombiana.

De acuerdo con Ríos, otro de los cambios que se implementarán en poco tiempo tiene que ver con la nómina electrónica, una funcionalidad que les permitirá a las entidades registrar en línea el pago de su nómina.

Al respecto, Alexandra Durán, gerente senior de impuestos de Ernst & Young (EY), quien ha asesorado diversas compañías del país en la implementación de la factura electrónica, asegura que los cambios en lo que tiene que ver con nómina parecerían representar una nueva carga, pero en realidad optimizan y reducen otros procesos.

“Se le está proponiendo a la DIAN que si va a tener la nómina electrónica no exija emitir certificados de ingresos o retenciones anuales, o diligenciar el formato de medios magnéticos”, afirma.

Se espera que estos cambios empiecen a ser una realidad en el 2021, pero como bien lo ha dicho la DIAN, para que este nuevo modelo se pueda dar, se necesita primero que la factura electrónica sea un hecho y las soluciones tecnológicas serán claves para adaptarse con mayor facilidad y sacar el máximo provecho a las nuevas alternativas.

No Comments

Post a Comment